Skip to content

Importancia, protección y beneficios de utilizar hilo dental

Si estás acostumbrado a que tu odontólogo te aconseje el uso de hilo dental diario, pero aún no tienes claro todos sus beneficios, continúa leyendo y entérate el por qué. 

En primera instancia, es importante que comprendamos que el uso de hilo dental no es una práctica intercambiable con el cepillado de dientes, sino que funciona como limpieza complementaria y sumamente necesaria. Muchas enfermedades o problemas bucodentales comienzan en las encías, siendo fundamental que la limpieza también comience allí.


¿Cómo utilizar hilo dental correctamente?


Aunque parezca simple, muchas veces los problemas bucodentales se producen por un cepillado incorrecto o por utilizar hilo dental incorrectamente. Por tal motivo, lo primero que hay que saber es cómo utilizarlo:

– Antes que nada debes cortar un trozo de hilo de aproximadamente medio metro.
– Luego enrolla los extremos en el dedo índice de cada mano dejando dos o tres centímetros de hilo para usar.
– Utiliza los pulgares para mover y recoger lo que has usado.
– El hilo se debe colocar entre dos dientes deslizando de modo suave, de arriba hacia abajo, frotando hacia ambos lados de cada diente.
– Repite los pasos entre diente y diente usando un nuevo trozo de hilo. Recuerda no presionar fuertemente sobre las encías para evitar heridas.

Principales beneficios

– Ayuda a la eliminación de la placa dental, previniendo así que la dentadura tome ese color amarillo que tanto nos desagrada.
– Permite prevenir la formación de caries y enfermedades de las encías. 

– Elimina pequeñas partículas de comida en esos lugares donde el cepillo no llega, principalmente en las encías y entre los dientes.
– El hilo dental es un gran aliado a la hora de mejorar el aliento. Ya que los restos de comida y las bacterias que el cepillo no puede quitar son uno de los principales generadores del mal aliento.

– Reduce la presión. Los restos de comida entre los dientes suele generar hinchazón de las encías causando molestias y hasta sangrado en algunos casos. El hilo dental ayuda a evitarlo ya que mantiene la zona libre de bacterias.

utilizar hilo dental

Tipos de hilos dentales


Aunque a simple vista todos los hilos dentales son similares, existen pequeñas diferencias que pueden ayudar a mejorar la experiencia de uso de cada persona en base a sus gustos, tipo de boca y a las recomendaciones de nuestro odontólogo. Entre los más usados, se destacan el de “multifilamento” y el de “monofilamento”.

Multifilamento o Nylon: Como su nombre lo indica, está formado por varios filamentos de nylon, provocando en ocasiones que se deshilache, sobre todo en personas que tienen reducido espacios entre dientes. Es recomendable para quienes ya tienen experiencia en el uso de hilo dental.

Monofilamento: Al ser de un único filamento es más difícil que se deshilache y se desliza fácilmente entre dientes con espacio reducido. Este tipo es más recomendable para principiantes o personas con sensibilidad extrema.

Otra característica importante a la hora de utilizar hilo dental será si es encerado o con sabor. Si bien ambos son igualmente eficaces, esta característica puede ser definitoria a la hora de que las personas lo usen regularmente.

Hilos dentales específicos


Super-floss: Es recomendado para pacientes con ortodoncia, implantes o prótesis. Este hilo posee una parte fija que se usa para realizar la limpieza entre los brackets, otra parte esponjosa para elimina la placa, y otra para el resto de la boca.

Enhebradores: Son utilizados para enhebrar el hilo debajo de los brackets o prótesis. Su función será que la tarea resulte más fácil.

Pide Cita en Clínica Cairo Franch