terapia periodontal

La Terapia Periodontal y sus fases

En este nuevo post, conoceremos más acerca de la periodontitis, la gingivitis y sus fases de tratamiento. La terapia periodontal, es nada más ni nada menos, que la encargada de impedir la progresión de la periodontitis.

Conocer los procesos de las enfermedades bucales, siempre nos ayudarán a detectar anomalías, síntomas y acudir a tiempo a los especialistas. Una buena higiene bucal y cuidado de nuestras piezas dentales, nos brindarán grandes beneficios a nuestra salud física, estética y mental. 

Los invitamos a compartir toda la información y conocer la importancia de un buen tratamiento odontológico. 

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es un tipo de enfermedad periodontal, una infección que daña los tejidos de soporte del diente. Suele ser causado por las bacterias que atacan las encías y el hueso de las personas con predisposición a padecer esta enfermedad. Factores de riesgo como el tabaco y estrés aceleran la evolución del daño.

En una primera etapa, se trata de una enfermedad silenciosa, despertando sus primeros síntomas cuando la enfermedad se encuentra en estado avanzado. Por tal motivo, siempre destacamos la importancia de realizar visitas periódicas al odontólogo, a fin de diagnosticar a tiempo cualquier anomalía. La periodontitis en un estado avanzado podría ser irreversible, provocando la perdida de la pieza dental.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es el término médico que se emplea para definir la inflamación de las encías. Es una forma leve de enfermedad gingival, brindando como resultado unas encías inflamadas y enrojecidas, como el posible sangrado de las mismas. Podemos notar su presencia ante la sensibilidad del cepillado de dientes, uso del hilo dental o incluso mordiendo una manzana.

Suele ser causada por una mala higiene oral. El paciente debe mantener una correcta salud dental, realizando el cepillado después de las comidas, uso de hilo dental para eliminar aquellos restos de comida que se han quedado entre los dientes, y enjuague bucal que elimine las bacterias alojadas en la lengua.

La gingivitis es tratable, sólo debemos visitar con frecuencia a nuestro odontólogo tratando los síntomas a tiempo. Una gingivitis sin tratar puede evolucionar en una periodontitis (piorrea).

terapia periodontal

Fases del tratamiento:

El objetivo de la terapia periodontal es controlar la enfermedad. 

Fase 1: Higiene

En una primera etapa, nos encontraremos con un caso de gingivitis, donde revertir el diagnostico será fácil. Será necesario realizar una limpieza bucal profesional eliminando las bacterias que se han acumulado. El odontólogo enseñará al paciente como mantener una correcta higiene dental, modo de cepillado de dientes y encías, a fin de prevenir cualquier afección. 

Fase 2: Raspado y alisado

El raspado y alisado será nuestra primera fase ante un diagnóstico de periodontitis. El tratamiento consiste en eliminar la placa bacteriana y el sarro ubicado en las raíces de las piezas dentales. Muchas veces es necesario acompañar con antibióticos. 

Fase 3: Cirugía periodontal

Cuando nos encontramos con un caso de periodontitis avanzada, será necesario recurrir a la cirugía periodontal, a fin de acceder a las bolsas periodontales más profundas para su correcta limpieza. Dependiendo la gravedad, el tratamiento podrá realizar la regeneración del hueso perdido.

Fase 4: Mantenimiento

Desarrolladas las fases anteriormente mencionadas, iniciaremos el mantenimiento. Es fundamental implementar estrictas técnicas de higiene bucal, a fin de prevenir un nuevo avance de la enfermedad. 

Desde Clínica Cairo Franch, recomendamos visitas periódicas al odontólogo, para realizar un control del estado de salud dental de cada paciente. Lograr combatir y eliminar un caso de gingivitis o periodontitis, no significará la eliminación para toda la vida de la enfermedad. Aquellas personas que posean predisposición por la patología, siempre podrán sufrir nuevas apariciones. Por lo que será fundamental detectar los síntomas a tiempo, siendo más simple el tratamiento para el paciente, eliminando cualquier riesgo de pérdida de las piezas dentales. 

Manteniendo buenos hábitos de higiene dental y realizando los oportunos chequeos, podremos disfrutar de una hermosa sonrisa libre de malestares.