Inteligencia Artificial y Salud bucodental: usos y beneficios

inteligencia artificial y salud bucodental

Si nos abstraemos del concepto de inteligencia artificial fabricado por las películas de ciencia ficción, podemos dar cuenta que la llamada “IA” es una realidad y una aliada importante en tratamientos médicos y científicos. 

El término inteligencia artificial (IA) se remonta a una conferencia de investigadores de Dartmouth e IBM en 1956. Actualmente, la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial la define como: “los mecanismos subyacentes al pensamiento y comportamiento inteligente y su materialización en máquinas”. En otras palabras, genera sistemas que piensan y aprenden de su experiencia, asemejándose al comportamiento humano. 

Aplicación y beneficios de la IA

La principal ventaja que aporta la IA a la odontología es la utilización de la “Big Data”, es decir, el uso de una inmensa cantidad de datos almacenados a nivel mundial, como también las infraestructuras, tecnologías y servicios que han sido creados para poder gestionar esa información. 

– Permite actuar a futuro mediante la organización de datos del paciente, sus tratamientos y su evolución. 

– Mediante el reconocimiento de patrones, la IA puede indicar a los médicos y radiólogos de modo veloz y con mayor precisión, las áreas más probables en las que pueden surgir caries y otras enfermedades.

– La IA es utilizada en muchos escáneres intraorales, permitiendo que se detecte de modo más fácil qué partes deben ser analizadas y cuáles no.

– Permite analizar datos no estructurados en la historia de un paciente y encontrar patrones para descubrir posibles problemas de salud bucal. 

– Encontrar correlaciones entre síntomas por medio del uso de datos de miles de prácticas privadas. 

– Mejorar la elaboración de varios tipos de prótesis dentales como alineadores precisos y determinar un plan dental. Incluyendo cómo deben moverse los dientes, cuánta presión debe aplicarse y dónde están los puntos de presión en dientes específicos. 

– Posibilita la detección de irregularidades en imágenes que incluso el dentista más experimentado podría pasar por alto.

– El paciente puede disponer de toda la información sobre su estado y tratamiento en un dispositivo móvil.

– Los resultados se obtienen casi en tiempo real, lo que permite un mejor diagnóstico y tratamiento.

– Las máquinas pueden funcionar sin pausa y sin aburrirse.

inteligencia artificial y salud bucodental

Otros beneficios de la relación entre Inteligencia Artificial y Salud Bucodental

La IA también ayuda a mejorar la gestión de las clínicas, ya que las máquinas pueden advertir al paciente las condiciones en las que debe asistir a la consulta. De esta forma, se puede recopilar todo el historial médico del paciente, prever sus comportamientos y ayudar a que el odontólogo pueda adaptarse mejor a sus necesidades.

Problemas de seguridad y cuestionamientos éticos

Es importante aclarar que la IA no sustituye al dentista, sino que mejorará su capacidad para detectar problemas, permitiendo que la misma cantidad de personas puedan realizar más tareas o atender a mayor cantidad de pacientes. Pero las cuestiones éticas y morales no estarán en manos de máquinas y la decisión final siempre la tomarán los profesionales. 

Respecto a las inquietudes que puedan generar la privacidad y posible manipulación, existen diferentes normas como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) que buscan la seguridad y anonimato de cada paciente. 

Una ventana hacia el futuro

Se prevé que en el futuro, las herramientas de análisis de aprendizaje profundo ayudarán a diagnosticar y planificar tratamientos de enfermedades periodontales.

Del mismo modo, se espera que la IA ayude a la detección temprana de periimplantitis y brinde modelos predictivos más sofisticados para mejorar el movimiento del diente. 

También se podrá detectar de forma más temprana y precisa el cáncer oral aplicando análisis de imágenes de aprendizaje profundo.

Por tal motivo, el uso de la IA en la atención odontológica y médica se multiplicará por diez en los próximos cinco años. Será importante abrocharse los cinturones, porque este viaje al futuro recién comienza.

Medicamentos y salud bucodental: ¿Cómo afectan a nuestros dientes?

medicamentos y salud bucodental

En la relación de medicamentos y salud bucodental, asi como algunos medicamentos pueden ocasionar problemas de acidez o malestar estomacal, también pueden repercutir de diversas formas en nuestra dentadura y boca. Si eres una de las tantas personas que consumen medicación regularmente, este post podría interesarte.

¿Qué medicamentos podrían repercutir en nuestra salud bucodental?

Tetraciclinas: Son antibióticos de amplio espectro que de ser usados durante el desarrollo dental, pueden ocasionar manchas permanentes en los dientes, principalmente en niños menores de 8 años. La tetraciclina se adhiere al calcio de huesos y dientes, posee un efecto oxidante en presencia de la luz.

Flúor en exceso: Si bien fortalece los dientes, las cantidades excesivas pueden generar manchas blancas o descoloridas en los dientes. Este proceso se denomina fluorosis.

Inmunosupresores: Por ejemplo, los usados en enfermedades de origen autoinmune como vasculitis o psoriasis. Pueden provocar encías sangrantes, sensibilidad en la periferia de la boca y hasta alteraciones en la formación de dientes.

Antirreumáticos: Utilizado en inyecciones para combatir la artritis reumatoide, este medicamento puede producir zonas rojas con manchas blancas en la boca.

Antihipertensivos: Son medicamentos que controlan la presión arterial y pueden ocasionar resequedad bucal y úlceras aftosas.

Anticoagulantes: Tratamientos que pueden aumentar el sangrado en caso de gingivitis.

Anticonvulsivos: comúnmente usados para tratar la epilepsia. Pueden provocar hiperplasia gingival.

Antidepresivos: Utilizados para el tratamiento de la ansiedad y la depresión, son conocidos por causar xerostomía (resequedad), aparición de caries, lesiones aftosas y hasta lengua fisurada.

– Existen otros medicamentos potencialmente nocivos como los antihistamínicos, descongestivos, analgésicos, diuréticos, las pastillas y jarabes para la tos, algunos antiácidos y los utilizados para combatir el cáncer.

medicamentos y salud bucodental

Posibles problemáticas provocadas por medicación

Sequedad bucal: Es un efecto secundario bastante habitual en quienes consumen determinados medicamentos. La sequedad puede aumentar el riesgo de caries y otras infecciones orales, dado que aumenta la probabilidad de acumular restos de alimentos.

Problemas en encías y lengua: Quienes utilizan inhaladores por problemas respiratorios, son más propensos a una candidiasis oral, también conocida como aftas. Estos hongos surgen en forma de puntos blancos y pueden ser dolorosos. Por tal motivo, siempre es aconsejable enjuagar la boca después de utilizar el inhalador.

Problemas de mandíbula: Pueden tener lugar en personas que utilizan fármacos para tratar cáncer y osteoporosis.

Disolución del esmalte bucal: Existen medicamentos para el asma altamente ácidos. Estos pueden disolver el esmalte de las piezas dentales si son consumidos por períodos prolongados.

– Otros medicamentos también pueden ocasionar sangrados, inflamación, ulceración de tejidos, ardor, insensibilidad y alteraciones del sabor. Si notamos alguno de estos efectos al consumir medicamentos, es aconsejable consultar con nuestro odontólogo.

¿Cómo combatir estos efectos adversos?

Dependiendo de la medicación que consuma el paciente y de sus efectos adversos, el odontólogo podrá sugerir a su médico ajustar la dosis o la forma en que ingiere dichos medicamentos, siendo una posibilidad cambiar a otro tipo de medicamento menos nocivo. De no ser posible un cambio, nuestro odontólogo sabrá aconsejar sobre tratamientos que ayuden a proteger nuestros dientes. Por ejemplo, el uso de flúor tópico en la superficie de tus dientes o enjuagues bucales de flúor.

Por tal motivo, desde Clínica Cairo Franch, somos conscientes de la importancia del diálogo entre el paciente y nuestros profesionales a fin de brindar el mejor asesoramiento y cuidado. Ya sea que consumas esporádicamente algún medicamento o que estés en un tratamiento crónico prolongado, será importante realizar la consulta para impedir futuras complicaciones.

Blanqueamiento Dental: Ventajas y desventajas

blanqueamiento dental

Ya sea que desees quitarte las manchas producidas por ciertas bebidas y alimentos, o que simplemente busques mejorar tu sonrisa, intentaremos despejar las dudas sobre este tratamiento tan beneficioso para algunos y un tanto temido para otros.

¿Qué causa el oscurecimiento del esmalte dental?

Existen 2 tipos de causas:

  • Causas extrínsecas: Consumo en exceso de infusiones, café, tabaco, alimentos con colorantes y bebidas carbonatadas. Dichos alimentos penetran hasta nuestra dentina, por poros microscópicos en el esmalte, generando un oscurecimiento externo del diente.
  • Causas intrínsecas: Hipoplasias, defectos del esmalte en la formación, uso de ciertos antibióticos, manchas blancas por exceso de flúor y manchas producidas por algún traumatismo dental.

¿Qué es el blanqueamiento?

Es un procedimiento que busca quitar las manchas y otorgar a la dentadura un color más blanco y parejo, mediante el uso de agentes blanqueadores (geles compuestos de peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida). Los químicos penetran en la dentina descomponiendo los restos orgánicos y otorgando una apariencia exterior blanca y brillante.

¿Cuáles son los tipos de blanqueamiento más comunes?

Blanqueamiento externo:

Se usa en los llamados dientes vitales (aquellos donde no se haya perdido el nervio). Posee dos modos de aplicación:

  • Blanqueamiento ambulatorio: Puede realizarse por el paciente en su hogar, y consta de la utilización de férulas fabricadas específicamente para cada persona. Dichas férulas se ajustan a los dientes para la aplicación del agente blanqueador. Otorga una duración aproximada de 14 días.
  • Blanqueamiento por fotoactivación: Es realizado por un odontólogo. Consiste en aplicar peróxido de hidrógeno o carbamida mediante la activación de luz led, una luz fría que no produce sensibilidad dental, es indolora y otorga resultados mejores y más rápidos. 

Blanqueamiento interno:

Está indicado para las piezas dentales que han perdido el nervio. Consiste en realizar un orificio en el diente para la aplicación del blanqueador. Posteriormente se realizará un sellado.

blanqueamiento dental

Ventajas del blanqueamiento dental

Autoestima: El blanqueamiento permite a las personas sentirse más cómodos con su sonrisa. También otorga mayor seguridad a la hora de interactuar y relacionarse con otros.

Antiséptico: Numerosos estudios han demostrado efectos positivos del peróxido de carbamida, ya que es un antiséptico que ayuda en la reducción de la placa dental y la curación de heridas. 

Indoloro: El tratamiento no requiere anestesia.

Rapidez: Se pueden observar los cambios entre 2 a 5 semanas luego de realizado (o menos dependiendo de cada tratamiento).

Desventajas del blanqueamiento dental

– El tratamiento no es permanente, por lo que deberá repetirse aproximadamente cada dos años.

– El gel blanqueador puede irritar los ojos, la mucosa bucal y la piel.

– Puede provocar sensibilidad dental transitoria.

– Los dientes altamente translúcidos no blanquean bien y pueden tornarse grises.

– Puede que haya remoción superficial de pigmentos alrededor de alguna restauración existente.

– Una mala aplicación de los productos químicos puede desembocar en un blanqueamiento desigual de los dientes.

Por tales motivos, será fundamental realizar el tratamiento con un especialista calificado.

¿Existe contraindicaciones al blanqueamiento dental?

– El blanqueamiento está contraindicado para pacientes con enfermedades periodontales no tratadas, para mujeres embarazadas o lactantes, y para pacientes con alergias a las sustancias utilizadas.

– No se aconseja a personas que no puedan renunciar al tabaco y al alcohol en lo que dura el tratamiento. 

– El blanqueamiento no se puede realizar en dientes postizos. 

– Algunos medicamentos pueden afectar el color y sensibilidad de nuestros dientes.

¿Qué es la “Dieta blanca”?

La “dieta blanca” es una dieta que el paciente debe realizar los primeros días luego del tratamiento. Consiste en no consumir productos que puedan manchar nuevamente nuestros dientes (vino, café, etc). Dado que los dientes estarán más expuestos a que los colorantes de los alimentos arruinen el blanqueamiento.

En conclusión, se puede afirmar que el blanqueamiento dental es un tratamiento seguro y efectivo, aunque no libre de riesgos si no se toman los recaudos necesarios. Por ello, recomendamos a cada paciente que consulte a su odontólogo que tipo de tratamiento deberá realizar, de acuerdo a sus necesidades y preferencias.

El hábito del cepillado de dientes, secretos y tips para una boca saludable

cepillado de dientes

No siempre hacer algo de forma rápida y mecánica significa que lo estemos haciendo bien. Por ello, si lo que buscamos es mejorar nuestro cepillado, quizá debamos comenzar a realizarlo de modo diferente. ¿Quieres saber cómo? Te explicamos todo lo que debes saber para un cepillado óptimo.

¿Cómo elegir correctamente nuestro cepillo de dientes?

De esta elección dependerá un cepillado de dientes acorde a las necesidades de nuestra boca. Para ello, es importante que el cepillo alcance todos los dientes y, a su vez, no lastime las encías. Ten en cuenta que si el espacio entre dientes no es mucho, es recomendable un cepillo de cerdas blandas, ya que poseen mayor flexibilidad. Algunos especialistas afirman que la eficacia de la limpieza se incrementa si usamos un cepillo electrónico. Si eres fanático de la tecnología aplicada a la higiene bucodental, consulta con tu odontólogo por esta opción. 

¿Cuándo cambiar de cepillo?

El momento exacto para cambiar el cepillo será cuando las cerdas comiencen a abrirse. Esto suele suceder cada tres meses, dependiendo del mayor o menor uso que le demos. Otro dato importante será guardar nuestro cepillo de modo vertical, sin cubrirlo y en un lugar seco, ya que un ambiente húmedo es más propenso para la formación de microorganismos. 

¿Qué pasta de dientes debo usar?

En lo posible, es recomendable usar alguna pasta que contenga flúor para prevenir la caries y reparar el esmalte dental. También es importante la cantidad de pasta de dientes que usemos, y en este punto, menos es más. Utilizar dentífrico en cantidades excesivas crea una capa que impide que la boca se lave correctamente. Por ello, lo recomendable es cubrir solo un tercio del cepillo con pasta. Otro dato no muy difundido es que pasar por agua el cepillo con pasta puede barrer ciertos componentes importantes como el flúor. Y para finalizar, un cepillado de dientes muy fuerte generará que las cerdas se doblen sin poder limpiar correctamente los espacios difíciles, lastimando así las encías, siendo indispensable cepillase de forma suave.

cepillado de dientes

También en el cepillado de dientes, la técnica hace al maestro

Un correcto cepillado debe durar al menos dos minutos, los movimientos deben ser suaves, en forma circular y extenderse hasta los dientes traseros, que suelen ser de difícil alcance. Una forma de controlarlo, es dividir la boca en cuatro y dedicarle al menos treinta segundo a cada área. Y no olvidar limpiar también la lengua y la parte interior de los cachetes si queremos tener una boca sana y fresca. Para esta tarea, podemos usar algún enjuague bucal o bien ciertos cepillos que poseen un dorso fabricado específicamente para eliminar bacterias de dichas zonas. 

¿Cómo limpiar mi cepillo? 

Se recomienda enjuagar el cepillo con agua después de usarlo y, de ser posible, con enjuague bucal antibacterias para prevenir la formación de microorganismos potencialmente dañinos. Por otro lado, no se recomienda poner más de un cepillo en un mismo recipiente para evitar la contaminación cruzada.

Cepillado con brackets

Como sabemos, las personas con brackets son más propensas a infecciones, ya que pueden acumular más resto de comida si no se cepillan correctamente. Si eres una de estas personas, te recomendamos consultar con tu odontólogo por un cepillo interproximal para mejorar el cepillado entre los brackets. Estos cepillos son más pequeños y poseen un cabezal cilíndrico, permitiendo así eliminar placa, bacterias y restos de comida de modo eficaz.

¿Con qué frecuencia debo lavarme?

Los especialistas recomiendan que el cepillado dental se haga luego de cada comida, al menos tres veces diarias. Siendo el más importante el cepillado nocturno debido a que la cantidad de saliva disminuye mientras dormimos, lo que ayuda a la formación de placa.

Como sugerencias finales, aconsejamos no compartir NUNCA el cepillo, visitar a nuestro odontólogo frecuentemente y realizar una limpieza dental profesional. Si has padecido alguna enfermedad, es aconsejable cambia el cepillo ya que al estar enfermos las bacterias en la boca se multiplican y estas bacterias pueden quedar en el cepillo. Recuerda que prevenir, es curar.

Beneficios del agua para mantener una adecuada salud bucodental

beneficios del agua

A menudo leemos que beber agua es muy saludable para nuestro organismo, ya sea para mejorar la piel, para una mejor absorción de nutrientes o para mantenernos hidratados. Y a pesar de todos sus beneficios, poco explorados son las bondades del agua para una correcta salud bucodental. Por tal motivo, aquí repasaremos todo lo que debemos saber sobre cómo el líquido más noble del planeta puede ayudar a nuestra boca.

Beneficios del agua en la boca

– Ayuda a prevenir caries y mantiene los dientes fuertes.

– El agua ayuda a diluir los ácidos que producen las bacterias y a limpiar restos de comida de nuestra boca, manteniéndola fresca y limpia. 

– Un suministro de saliva bajo, puede producir sequedad y generar riesgos de caries dentales. Beber agua permite combatir la sequedad bucal y estimular la producción de saliva, lo que mejorará la lubricación de las encías y nos protegerá de la acción de agentes patógenos

– Bebidas con mucha azúcar suelen favorecen la formación de caries y la producción de ácidos que debilitan el esmalte dental. Pero no debemos preocuparnos, dado que el agua tiene CERO calorías, su ingesta nos ayudará a prevenir todos los problemas. 

– Al ser rica en flúor y calcio facilita la remineralización dental. El agua que posee gran cantidad de flúor reduce la caries hasta en un 25%. Un estudio publicado en Febrero de 2016 en la revista Community Dentistry and Oral Epidemiology, demostró que en dos ciudades diferentes de Canadá, los niños que tomaban agua sin flúor tenían más caries que aquellos que bebían agua con fluoración ininterrumpida.

– La boca es un ecosistema que requiere un pH equilibrado para mantenerse saludable. Beber agua ayuda a que el pH de la boca se mantenga neutro, reduciendo así las posibilidades de desarrollar caries dental y erosión en el esmalte que cubre tus dientes.

– Hacer buches de agua con sal, favorece la cicatrización de heridas y pequeñas llagas.

– Existen cepillos con sistemas de irrigación de agua a presión que ayuda a remover restos de comida. Este irrigador bucal, se usa específicamente en pacientes con ortodoncia fija y es de gran utilidad para una limpieza profunda.

– Consumir agua genera mayor segregación de saliva, facilitando así el diagnóstico de enfermedades como cáncer oral y otras patologías. Esto se debe a que las bacterias estudiadas para diagnosticar dichas enfermedades, habitan en la saliva.

– Además, ayuda a restaurar el color natural de los dientes y a reducir manchas, ya que elimina naturalmente las partículas que se pegan a los dientes y generan aspecto de suciedad.

beneficios del agua

¿Qué otras bebidas son recomendables para mejores nuestra salud bucodental y cuáles no? 

Como ya hemos mencionado, es recomendable el uso de agua fluorada para evitar caries. Del mismo modo, la leche resulta importante por su contenido de calcio y vitamina D (elementos esenciales para los dientes). Por otro lado, debemos evitar bebidas con mucha azúcar y, en el caso de tomar bebidas que manchan los dientes como café, té,  o vino, lo mejor es hacerlo con sorbito, y luego, cepillarse bien los dientes.

Por tal motivo, además del cepillado, recomendamos beber agua al final de cada comida para limpiar la cavidad bucal y eliminar bacterias y ácidos. Es importante consultar con nuestro odontólogo para mantener una mejor salud dental de acuerdo a las características de tu boca.

Importancia, protección y beneficios de utilizar hilo dental

utilizar hilo dental

Si estás acostumbrado a que tu odontólogo te aconseje el uso de hilo dental diario, pero aún no tienes claro todos sus beneficios, continúa leyendo y entérate el por qué. 

En primera instancia, es importante que comprendamos que el uso de hilo dental no es una práctica intercambiable con el cepillado de dientes, sino que funciona como limpieza complementaria y sumamente necesaria. Muchas enfermedades o problemas bucodentales comienzan en las encías, siendo fundamental que la limpieza también comience allí.


¿Cómo utilizar hilo dental correctamente?


Aunque parezca simple, muchas veces los problemas bucodentales se producen por un cepillado incorrecto o por utilizar hilo dental incorrectamente. Por tal motivo, lo primero que hay que saber es cómo utilizarlo:

– Antes que nada debes cortar un trozo de hilo de aproximadamente medio metro.
– Luego enrolla los extremos en el dedo índice de cada mano dejando dos o tres centímetros de hilo para usar.
– Utiliza los pulgares para mover y recoger lo que has usado.
– El hilo se debe colocar entre dos dientes deslizando de modo suave, de arriba hacia abajo, frotando hacia ambos lados de cada diente.
– Repite los pasos entre diente y diente usando un nuevo trozo de hilo. Recuerda no presionar fuertemente sobre las encías para evitar heridas.

Principales beneficios

– Ayuda a la eliminación de la placa dental, previniendo así que la dentadura tome ese color amarillo que tanto nos desagrada.
– Permite prevenir la formación de caries y enfermedades de las encías. 

– Elimina pequeñas partículas de comida en esos lugares donde el cepillo no llega, principalmente en las encías y entre los dientes.
– El hilo dental es un gran aliado a la hora de mejorar el aliento. Ya que los restos de comida y las bacterias que el cepillo no puede quitar son uno de los principales generadores del mal aliento.

– Reduce la presión. Los restos de comida entre los dientes suele generar hinchazón de las encías causando molestias y hasta sangrado en algunos casos. El hilo dental ayuda a evitarlo ya que mantiene la zona libre de bacterias.

utilizar hilo dental

Tipos de hilos dentales


Aunque a simple vista todos los hilos dentales son similares, existen pequeñas diferencias que pueden ayudar a mejorar la experiencia de uso de cada persona en base a sus gustos, tipo de boca y a las recomendaciones de nuestro odontólogo. Entre los más usados, se destacan el de “multifilamento” y el de “monofilamento”.

Multifilamento o Nylon: Como su nombre lo indica, está formado por varios filamentos de nylon, provocando en ocasiones que se deshilache, sobre todo en personas que tienen reducido espacios entre dientes. Es recomendable para quienes ya tienen experiencia en el uso de hilo dental.

Monofilamento: Al ser de un único filamento es más difícil que se deshilache y se desliza fácilmente entre dientes con espacio reducido. Este tipo es más recomendable para principiantes o personas con sensibilidad extrema.

Otra característica importante a la hora de utilizar hilo dental será si es encerado o con sabor. Si bien ambos son igualmente eficaces, esta característica puede ser definitoria a la hora de que las personas lo usen regularmente.

Hilos dentales específicos


Super-floss: Es recomendado para pacientes con ortodoncia, implantes o prótesis. Este hilo posee una parte fija que se usa para realizar la limpieza entre los brackets, otra parte esponjosa para elimina la placa, y otra para el resto de la boca.

Enhebradores: Son utilizados para enhebrar el hilo debajo de los brackets o prótesis. Su función será que la tarea resulte más fácil.

Pros y contras de masticar chicle

masticar chicle

¿Te has preguntado si es saludable masticar chicle? ¿Cuál es su verdadera relación con la salud bucodental? En esta nota despejaremos todas las dudas sobre cómo, en qué momento y con qué frecuencia es conveniente masticar chicle.

Patentado en 1869 y conocido también como goma de mascar, es un hábito que pasa de generación en generación y parece jamás acabar. Para algunos considerado de mal gusto y para otros un mal necesario. Usado con fines anti estrés y ansiedad, para ayudar a las dietas, o tan solo para pasar el rato. Con todo lo que lo acompaña y su larga tradición, realizaremos un equilibrio entre sus pros y contras para que tú decidas. 

¿Cuáles son las ventajas de masticar chicle?

Evita caries: La Asociación Dental Americana asegura que masticar chicle (sin azúcar) durante 20 minutos después de las comidas puede evitar la caries dental.

Ayuda a las dietas: Supresión del apetito ya que, según investigaciones de la Universidad Estatal de Louisiana, quienes mascan chicle ingieren menos golosinas ricas en calorías.

Reduce la acidez: Masticar chicle duplica el flujo de saliva otorgando mayor facilidad al paso de alimentos por el esófago y ayudando al correcto funcionamiento de las enzimas.

Chau cigarrillo: Útil como medio para dejar de fumar. Además de regular la ansiedad, los chicles con alguna dosis de nicotina ayudan a las personas a dejar el mal hábito.

Alivia el estrés: Un estudio realizado en Australia en el año 2008, avaló que mascar chicle libre de azúcar reduce la ansiedad en situaciones estresantes. 

Incremento de la actividad cognitiva: Varios deportistas de élite aseguran que la goma de mascar permite un ligero aumento de la actividad del lóbulo frontal del cerebro. Este incremento cognitivo se traduce en mayor concentración y genera, en ocasiones, una respuesta motriz superior a la de sus oponentes.

Mejor rendimiento deportivo: El furor de los chicles con cafeína permitió observar una reducción del cortisol y aumento de hormonas anabólicas.

masticar chicle

¿Cuáles son las desventajas de masticar chicle?

– Posible pérdida de peso: Puede generar pérdida de peso debido al sorbitol (edulcorante) presente en algunos chicles que funciona como laxante. Pudiendo ocasionar problemas como diarrea crónica y dolor estomacal.

Desgaste óseo: Masticar en exceso desgasta huesos y articulaciones, lo cual puede generar dolores articulares en toda la cabeza.

Oclusión dental: Masticar chicle de modo constante genera dolor de mandíbula dado que se fuerza a las témporo-mandibulares, pudiendo alterar el normal cierre de la boca.

Complicaciones con empastes: El mascar chicle es perjudicial para el organismo en personas con empastes antiguos dado que al rozar sobre la amalgama, libera vapor de mercurio en pequeñas cantidades que pueden llegar al torrente sanguíneo en forma de neurotoxinas.

Problemas de higiene y limpieza: La textura y consistencia de los chicles hace que con frecuencia sea difícil despegarlos de los dientes, siendo necesario en algunos casos, realizar un raspado manual y hasta la utilización de instrumentos odontológicos. Del mismo modo, el chicle funciona como un “imán” que puede contener más de 50.000 gérmenes patógenos.

En conclusión, la goma de mascar es un producto que debe ser consumido sin abuso, siempre en sus versiones sin azúcares, para aprovechar sus beneficios al máximo y reducir al mínimo posible sus desventajas. Por eso, recuerda masticar siempre con conciencia, y si es posible, con la boca cerrada. 

Diferencia entre placa dental y sarro

placa dental y sarro

La placa dental y el sarro son el resultado de la acumulación de materia en nuestras piezas dentales. Si bien, poseen su punto de relación, también podremos conocer sus diferencias. 

¿Qué es la placa dental?

La placa dental es un biofilm bacteriano, pegajoso e incoloro que se adhiere de forma natural en nuestras piezas dentales, sobre todo en la línea de encías. 

La acumulación de residuos de alimentos y bebidas, formará la placa que producirá ácidos dañinos para nuestra salud bucodental. Los alimentos y bebidas azucarados serán los principales liberadores de ácidos. Estos ácidos atacan y descomponen el esmalte dental, fomentando a la formación de caries y enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis).

La eliminación de la placa bacteriana es muy simple, el cepillado diario ayuda a remover la placa generando la estabilidad que nuestra salud bucodental necesita. Si no removemos la placa dental, podría calcificarse convirtiéndose en sarro. 

¿La placa dental puede provocar enfermedades?

Como mencionado anteriormente, la placa debe removerse con el cepillado diario. Si no mantenemos hábitos básicos de higiene bucodental, la placa podría desencadenar diversas enfermedades. 

Caries: La placa combinada con restos de alimentos, generará ácidos que atacarán el esmalte de nuestros dientes. Dicho proceso es el generador de las caries. 

– Sarro: La acumulación de placa generará depósitos sólidos que se adhieren firmemente al esmalte dental.

– Halitosis: La acumulación de placa dental puede ocasionar mal aliento.

– Enfermedades periodontales: La reproducción de bacterias en la placa, perjudicará directamente nuestras encías, provocando enfermedades como gingivitis o periodontitis.

placa dental y sarro

¿Qué es el sarro dental?

El sarro dental es la acumulación de placa bacteriana solidificada. Si no retiramos a tiempo la placa bacteriana, esta se acumulará y endurecerá, convirtiéndose en sarro. Comenzará a tener una apariencia amarillenta y antiestética, con manchas y rugosidad. 

El sarro dental es un claro signo de deficiencia de higiene dental. Su dureza y adhesión hará que sea imposible retirarlo con un cepillado cotidiano. Una limpieza profunda a cargo de un especialista de la salud bucodental podrá eliminar los restos de sarro de nuestras piezas dentales. La limpieza dental es totalmente indolora.

El PH de nuestra saliva también será un factor determinante en la formación de sarro. La saliva con un PH más ácido nos hará más vulnerables a las caries, mientras que los PH más básicos nos protegen de las caries pero favorecen la formación de tártaro.

El sarro derivará en las mismas enfermedades de la evolución de la placa dental, dado que es la continuación de la misma. 

¿Cómo prevenir la placa bacteriana y el sarro?

Como hemos mencionado anteriormente, será fundamental desarrollar buenos hábitos de higiene dental.

– Cepillado de dientes 2 veces al día, al menos 2 minutos, con pasta con flúor.

– Uso frecuente de hilo dental.

– Enjuagues bucales.

– Visitas periódicas al odontólogo, a fin de realizar limpiezas dentales y diagnosticar cualquier anomalía a tiempo.

El tabaco y la salud bucodental: Mitos y cáncer oral

tabaco y la salud bucodental

El tabaco es una adicción que acompaña múltiples males para nuestra salud en general. Desde problemáticas respiratorias, predisposición al cáncer a diversas enfermedades bucodentales, entre otro sin fin de posibles consecuencias. 

Sin embargo, en lo que refiere a la salud bucodental, suele relacionarse directamente con sus consecuencias estéticas, dejando en el olvido todas las enfermedades que realmente pueden acompañar la adicción. 

Es común que el consumidor de tabaco asuma, como única consecuencia, la capacidad que tiene el cigarrillo para amarillear las piezas dentales, pero no las enfermedades bucodentales que podría provocarle. 

Por tal motivo, realizaremos un pequeño repaso entre mitos y enfermedades que acompañan el consumo de tabaco. 

Mitos del tabaco y la salud bucodental

  1. Solo efectos estéticos: Primer mito derribado. Como hemos mencionado, el consumo de tabaco afecta directamente nuestra salud, no solo tiene daños estéticos. Si es cierto que sus sustancias tiñen el esmalte dental.
  2. El tabaco nos protege de la periodontitis: Falso. Si bien es cierto que la enfermedad periodontal suele ser menos frecuente en fumadores, se debe a un efecto de enmascaramiento que solo empeora el diagnostico, dado que su efecto retrasa los síntomas, siendo hallado de manera muy avanzada. 
  3. El tabaco no afecta a los implantes dentales: Otra gran mentira. Como los implantes son artificiales, se suele tener la creencia de que no sufrirán las mismas consecuencias que las piezas naturales. Por el contrario, muchas veces los implantes necesitan un cuidado mayor.
  4. Cigarrillo electrónico no provoca daños: Un gran mito. El cigarrillo electrónico es acompañado de tantas consecuencias como el cigarrillo común. 

El tabaquismo provoca diversas afecciones y enfermedades, como: 

  • Mal aliento (halitosis).
  • Fracaso de implantes.
  • Gingivitis.
  • Agravamiento de periodontitis. 
  • Perdida de piezas dentales.
  • Cáncer oral.

La lista puede extenderse dependiendo el consumo en tiempo y cantidad. Por tal motivo, nos resulta oportuno realizar un repaso por la enfermedad más peligrosa en relación al tabaco y la salud bucodental.

tabaco y salud bucodental

Cáncer Oral: 

El cáncer oral es un tumor maligno que afecta cualquiera de los tejidos de la cavidad oral.

Zonas que puede afectar el cáncer oral:

  • Boca.
  • Garganta.
  • Glándulas salivales.
  • Mejillas.
  • Lengua
  • Labios.

El consumo de tabaco favorece de manera significante la predisposición a contraer cáncer oral. 

¿Cuáles son los síntomas del cáncer oral?

En las etapas iniciales, puede tener síntomas similares a un dolor de diente, así como no presentar ningún síntoma. Muchas veces suele detectarse en casos avanzados, por tal motivo, es importante realizar revisiones periódicas. Si el cáncer oral es identificado de forma temprana, suele ser acompañado de resultados exitosos.

Síntomas: 

  • Dolor dental.
  • Mal aliento (fumes o no).
  • Bultos o manchas blancas, rojas u oscuras dentro de la boca.
  • Dificultad para masticar, tragar o mover la mandíbula.
  • Boca adormecida.
  • Engrosamiento de las mejillas.
  • Cambios de voz.

¿Cómo prevenir el cáncer oral?

Como mencionamos anteriormente, el tabaquismo es el principal factor de riesgo del cáncer oral. Por tal motivo, si eres fumador, dejar de fumar será una gran forma de reducir el riesgo a contraer la enfermedad. 

Del mismo modo, será importante visitar regularmente a nuestro odontólogo a fin de diagnosticar toda anomalía a tiempo. Mantener buenos hábitos de higiene para evitar complicaciones entre el tabaco y la salud bucodental será fundamental para mantener una boca limpia y sana. 

Herpes Labial

herpes labial

El herpes labial es una infección provocada por el virus Herpes simple tipo 1. Es un cuadro viral que se manifiesta en los labios, en forma de ampollas dispuestas como racimo sobre una zona enrojecida de la piel. En ocasiones puede extenderse hacia la nariz, o incluso, dentro de la boca.

Su proceso comienza con una zona enrojecida, luego aparecerán las ampollas llenas de un líquido claro. Dicho líquido se volverá más amarillento próximo a romperse. Una vez que las ampollas se rompen, liberan el líquido y se forma una costra sobre la herida. La misma suele curarse dentro de los 2 a 3 días. La cicatriz desaparecerá por completo dentro de los 15 días.

Una vez que se contrae, es una enfermedad que suele repetirse a través de los años, dado que el virus del herpes permanecerá inactivo dentro del organismo. No posee una cura definitiva y es sumamente contagiosa. 

Con el paso del tiempo, las recidivas aparecerán en el mismo lugar y serán menos severas que cuando se contrajo inicialmente.

¿Cuáles son las causas del herpes labial?

El virus se mantiene latente en nuestro organismo pero de forma inactiva, sin embargo habrá diversas causas que harán que se active. 

  • Ciclos menstruales.
  • Ansiedad, fatiga o estrés.
  • Episodio de fiebre.
  • Frío ambiental.
  • Exposición solar sin protección.
  • Otras infecciones que debiliten el sistema inmunológico.

Los pacientes con VIH, los que están en tratamiento con quimioterapia o los que toman inmunosupresores, serán más propensos a desarrollar herpes labial, dado que poseen un sistema inmunológico debilitado. 

herpes labial

¿Cuáles son los síntomas del herpes labial?

Aquellas personas que sufren herpes labial, suelen reconocer un entumecimiento u hormigueo en la zona de la boca unos días antes de que aparezcan las primeras ampollas.

Entre sus síntomas podremos destacar:

  • Hormigueo en labios
  • Labio con dolor o úlceras.
  • Ampollas. 
  • Enrojecimiento.
  • Erupciones o úlceras.
  • Sensación de ardor.
  • Sensibilidad.

¿Cómo se contagia un herpes labial?

El virus del herpes labial es extremadamente contagioso, suele pasar de persona a persona por contacto directo. Los portadores del virus pueden transmitirlo a otras personas incluso sin presentar lesiones visibles.

Modo de contagio:

  • Por saliva a través de besos o bebidas compartidas.
  • Relaciones sexuales sin protección.
  • Contacto directo con la piel, como apretón de manos o abrazos.

¿Cómo evitar el contagio del herpes labial?

Se pueden realizar ciertas acciones para evitar el contagio de herpes labial.

  • No compartir cubiertos y vasos.
  • No compartir toallas.
  • No besar durante las lesiones.
  • Lavarse las manos con frecuencia.

¿Cómo tratar un herpes labial?

Como hemos mencionado anteriormente, no existe una cura para el herpes labial. En general, suele desaparecer sin tratamiento. Sin embargo, existen diversos antivirales que pueden ayudar a agilizar sus procesos, disminuir las molestias y evitar brotes frecuentes. 

Podremos mantener ciertos cuidados que nos ayudarán a atravesar de manera pacífica la infección. 

  • Medicamentos antivirales en crema. 
  • Aplicación de frío local para aliviar las molestias.
  • No tocar la lesión para evitar la diseminación del virus.
  • Proteger los labios con protector solar. 
  • No tomar sol los días de infección.
  • No tomar aspirinas, dado que puede empeorar el cuadro.