Skip to content

Consejos útiles para resguardar la salud oral en verano

La llegada del verano suele venir acompañada de más salidas, viajes, comidas y varios cambios en la rutina general del paciente y de su grupo familiar. Todo esto puede desorganizar nuestros hábitos diarios para tener una buena salud oral en verano. Pero descuida, que aquí brindaremos una guía simple para que sepas que debes tener en cuenta a la hora de proteger tu salud bucodental, sin dejar de disfrutar del verano.

La salud oral en verano y sus cuidados

Si eres de los que tienen las maletas preparadas para salir de viaje el primer día de verano, resulta imprescindible recordar empacar los elementos primordiales de cuidado dental: Cepillo, pasta dental, enjuague bucal e hilo dental.

Ya sea que comas en la playa o un restaurante, es importante cepillar los dientes luego de cada comida. Para estas ocasiones, existen kits portátiles que facilitan la tarea de cepillado, estés donde estés. De no ser posible, actúa responsablemente y encárgate de tu boca ni bien llegues a tu casa o al lugar donde te estés hospedando. Ten en cuenta que es muy importante generar el hábito del cepillado todos los días, sobre todo para los más pequeños de la familia.

Hidrátate y lleva una correcta alimentación

El verano y las vacaciones suelen ser el momento en el que nos permitimos comer y beber todo lo que nos encanta. Está muy bien, pero no olvides beber mucha agua y comer frutas y verduras para mantener la hidratación y evitar la boca seca, la halitosis y demás problemas dentales ocasionados por una  incorrecta alimentación.

Aprovecha el verano para comer todos aquellos alimentos frescos y ricos en vitaminas, ya que alimentos con mucho contenido graso son menos digeribles en tiempos de calor. Hay muchas opciones de bebidas frescas y deliciosas, elige la que más te guste, pero intenta evitar masticar hielo, ya que esta práctica puede resultar nociva para nuestra dentadura.

salud oral en verano

Las molestias no se toman vacaciones

Ten en cuenta que los posibles dolores o molestias que puedas sentir, no se tomarán vacaciones. Por tal motivo, no dejes de visitar al odontólogo aunque sea verano. Posponer cualquier tratamiento dental puede traer serios problemas a tu salud en el mediano y corto plazo.

Si utilizas férulas para el bruxismo u ortodoncia, no olvides llevarlas donde vayas y usarlas el tiempo recomendado por el odontólogo para no descuidar tu tratamiento.

Verano es sinónimo de calor, y calor es sinónimo de bebidas frías, lo cual puede generar sensibilidad en algunas personas. Pon atención a lo que consumes y consulta con tu odontólogo ante cualquier sensibilidad persistente. El tener más encuentros sociales puede ser un arma de doble filo para quienes fuman o consumen alcohol. Dado que el consumo de estas sustancias suele aumentar en vacaciones de verano, ten cuidado con excesos que puedan ocasionar deterioros en tu salud bucodental.

Utiliza protectores bucales al realizar deporte

Para los amantes del deporte, aconsejamos tener siempre protectores bucales para las disciplinas de contacto. Ya que un aumento en el tiempo que hacemos este tipo de deportes, también aumenta las probabilidades de sufrir algún traumatismo, que es lo último que queremos en nuestras vacaciones.

Como ves, el cuidado dental no es tan incompatible con las vacaciones. Solo se requiere un poco de organización y cuidados. Incluso puedes beneficiar tu salud bucodental, si aprovechas tu tiempo libre para una consulta odontológica completa, que te deje tranquilo para disfrutar al máximo el resto del verano.

Pide Cita en Clínica Cairo Franch