Skip to content

La odontopediatría y sus ventajas

Quienes tengan algún niño en la familia, conocerán el miedo que muchos sienten cada vez que deben visitar al odontólogo. Por tal motivo, dedicaremos este artículo a resaltar la importancia y los beneficios de los chequeos de rutina en los más pequeños.

Hablemos antes de la odontopediatría

Como su nombre lo indica, la odontopediatría es la rama de la odontología que se dedica al cuidado dental de los más pequeños. Comenzando en la primera dentición y extendiéndose hasta la adolescencia.

Si bien es cierto que los primeros dientes no son los definitivos, la importancia del cuidado dental de los niños radica en que el desarrollo de su dentadura de leche es clave para su alimentación (hasta los 8 o 10 años). También influirá también en el desarrollo de los maxilares.

El odontopediatra será el encargado de cuidar los dientes de leche y guardar espacio para que los dientes definitivos puedan crecer sanos.

¿Cuándo es recomendable llevar a los niños al odontopediatra?

Según la Asociación Española de Odontopediatría, la primera visita debe ser a partir de la primera dentición. A esa edad, el especialista podrá determinar si existe o no alguna patología bucodental congénita.

Posibles problemas en la dentadura de los niños:

– Alteraciones en el número, el tamaño o la forma de los dientes.

– Trastornos de mandíbula hacia adelante. 

– Sonrisa en la que la encía se ve demasiado. Pueden corregirse de modo más simple a temprana edad ya que los huesos son más flexibles.

– Posibles problemas de mordida.

– Problemas del habla o la respiración.

– Caries que puedan aparecer en la dentición de leche.

– Higiene bucal deficiente.

– Traumatismos producidos por caídas y golpes.

En este sentido, se puede afirmar que el objetivo primordial del odontopediatra es prevenir y realizar el seguimiento a medida que los niños crecen. De esta forma se puede determinar a temprana edad si será necesaria la ortodoncia.

odontopediatría

¿Cuál es la diferencia entre un odontólogo y un odontopediatra?

Más allá de los conocimientos específicos en la dentadura de los más pequeños, el odontopediatra tiene el valor agregado de saber tratar con bebés y niños, de modo tal que logren perder el miedo y sentirse cómodos a la hora de la consulta, generando un ambiente relajado y alegre y, por qué no, transformando la visita en una buena experiencia.

Además, se espera que el profesional sepa dedicar el tiempo necesario para explicar los procedimientos, a fin de que los niños entiendan y pierdan el miedo. A simple vista, puede parecer poco importante, pero será clave para que el paciente adquiera el hábito de ir al odontólogo, al mismo tiempo que entienda la importancia de los controles de rutina y del cuidado de su salud bucodental.

Otras ventajas del seguimiento odontológico de los niños:

– Si el odontopediatra logra ganarse la confianza de sus jóvenes pacientes, es probable que los consejos sobre cepillado, uso de hilo dental, enjuagues bucales e higiene en general, sean escuchados con mayor atención, facilitando así generar el hábito.

– Es un excelente método para prevenir la caries no solo en los dientes de leche, sino también en los definitivos.

– De ser necesario, el profesional podrá recomendar ortodoncia temprana, reduciendo el tiempo de tratamiento y logrando resultados más efectivos.

– Una relación de confianza con los pacientes, permitirá que los niños se sientan cómodos incluso a la hora de reparar una pieza dental dañada por golpes o traumatismos.

Por tal motivo, desde Clínica Cairo Franch recomendamos las consultas a temprana edad, a fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes, inculcando buenos hábitos de higiene bucal.

Pide Cita en Clínica Cairo Franch