Skip to content

Las muelas de juicio y el buen gusto

Malas noticias para las muelas del juicio, que otra vez vuelven a ser noticia. Gracias a un estudio de Penn Medicine (Estados Unidos) publicado en la revista ‘Chemical Senses’, donde indican que la extracción de los terceros molares permite que los pacientes mejoren su capacidad de degustar. Esto toma forma luego de varios años de realizada la intervención. Contradiciendo de este modo, estudios anteriores que proponían que la extracción de estas muelas generaba efectos adversos sobre el gusto.

Las muelas del juicio

Estas muelas aparecen en el 65% de la población, dado que no siempre pueden erupcionar. 

Los molares ayudan a triturar los alimentos. Aunque la modificación de la mandíbula humana ha ido sufriendo alteraciones a través del tiempo, provocando en muchas personas,un intenso dolor en la cavidad bucal. Además ejerce presión en otros dientes, pudiendo incluso deformar toda la dentadura.

Algunas conclusiones del estudio

Según este nuevo estudio, la mejora del gusto puede suceder hasta 20 años luego de realizada la cirugía. Es así como se transforma en el primer estudio en analizar los efectos de la extracción de los molares a largo plazo.

Y si bien, el equipo de la Universidad de Pensilvania afirma que “los efectos son sutiles», también señalaron que se puede mejorar hasta un 10% la capacidad de saborear, lo cual puede implicar una gran diferencia para algunos.

El estudio en cuestión, analizó datos de más de 1200 pacientes a lo largo de 20 años, en una evaluación quimiosensorial en el Centro de Olor y Sabor de la universidad, determinándose que quienes se habían extraído las muelas, mejoraron entre un 3% a un 10% su capacidad para saborear.

muelas de juicio

Pero entonces ¿cómo afecta la quita de muelas a la forma en la que percibimos el gusto?

Los especialistas proponen 2 respuestas:

– Por un lado, el daño que produce la extracción, libera la inhibición de los nervios que irrigan las papilas gustativas en la parte posterior de la boca, otorgándoles mayor sensibilidad.

– La hipersensibilidad en la cavidad bucal, logran acentuar de manera gradual las respuestas neuronales del tejido irritado.

Según el director del Centro de Olor y Sabor, autor principal del estudio, Richard Doty, los efectos “pueden dar una idea de cómo la mejora a largo plazo en la función neuronal puede resultar de la alteración del entorno en el que se propagan los nervios”.

Si bien este estudio significa un gran avance en un terreno hasta ahora poco explorado, debemos destacar que se necesitan más estudios para determinar el porqué de la mejora de la función gustativa posterior a una extracción. 

Por tal motivo, desde Clínica Cairo Franch aconsejamos realizar un seguimiento constante de las muelas del juicio de cada paciente, antes de determinar cuándo y de qué modo proceder con una extracción. Para ello, también tendrán injerencia otros factores como el historial médico del paciente, la estimación del profesional sobre cómo se verá afectada la boca si las muelas erupcionan, entre otros.

¡Será importante cuidar nuestra salud bucodental, por supuesto, sin perder el juicio ni el buen gusto!

Pide Cita en Clínica Cairo Franch