hipertensión y periodontitis

Hipertensión y Periodontitis: ¿Cómo se vinculan?

La hipertensión y periodontitis son dos enfermedades que, a simple vista, no debieran tener vínculo alguno. Sin embargo, un nuevo estudio publicado por la revista ‘Journal of Internal Medicine’ y liderado por investigadores de la Facultad de Odontología de la Universitat Internacional de Catalunya (Barcelona) y del Eastman Dental Institute del University College London, nos confirmaría un vínculo estrecho. 

Antes de conocer los resultados arrojados por este magnífico estudio realizaremos un breve repaso por ambas enfermedades.

¿Qué es la Hipertensión?

La Hipertensión es una afección que se manifiesta con el aumento de presión de la sangre hacia las paredes de la arteria.

Estaremos ante un caso de hipertensión con una presión arterial por encima de 140/90. De esta forma, se convierte en un estado grave por encima de 180/120.

Es una enfermedad que no suele presentar síntomas. Por lo tanto, dificulta la posibilidad de prevención o detección temprana. La falta de tratamiento podría provocar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. 

Para controlar nuestra presión arterial debemos mantener una dieta saludable con consumo reducido de sodio. Además, ejercitarse cotidianamente y tomar la medicación recetada adecuada. 

¿Qué es la Periodontitis? 

La periodontitis es un tipo de enfermedad periodontal. Es una infección que daña los tejidos de soporte del diente, encías y hueso, causada por las bacterias que atacan las encías y el hueso de las personas que tienen predisposición a padecer esta enfermedad. Factores de riesgo como el tabaco y estrés aceleran la evolución de la enfermedad.

Es una enfermedad indolora. A medida que la enfermedad avanza, sus signos y síntomas se hacen más evidentes. De no ser tratada a tiempo, su avance podría provocar la pérdida de las piezas dentales.

Conoce más información acerca de la Periodontitis en este post.

hipertensión y periodontitis

Conociendo más en profundidad ambas enfermedades, surgirá nuevamente el interrogante…

¿Existe un vínculo entre la hipertensión y la periodontitis?

Si, el factor determinante es la inflamación sistémica.  

Este nuevo estudio ha confirmado que la periodontitis se encuentra estrechamente vinculada a la hipertensión, dado que la inflamación sistémica es un mediador de esta asociación.  

Para llevar adelante el estudio, los investigadores realizaron el análisis de bases de datos internacionales (NHANES y KNHANES), con muestras representativas de las poblaciones de Estados Unidos y Corea del Norte. Para ello, se realizaron modelos de regresión lineal, logística y análisis de mediación.

Los resultados del estudio corroboraron que los participantes con periodontitis tenían un 60% de riesgo mayor de padecer hipertensión que aquellos que tenían las encías sanas. Estas asociaciones fueron independientes de la edad, sexo, nivel de tabaquismo y consumo de alcohol, entre otras variables estudiadas. 

Además, se ha destacado que marcadores de inflamación sistémica, como la proteína C reactiva y el recuento de leucocitos, estaban elevados en pacientes con periodontitis y actuaron como mediadores de esta relación.

Si se prueba que esta asociación es causal, el tratamiento de la periodontitis no solamente estaría enfocado a una mejoría en la salud bucodental, sino que también podría representar un novedoso tratamiento no farmacológico para ayudar al control de la hipertensión arterial y reducir sus complicaciones.

¿Qué evidencias existen para vincularlas?

Hasta la fecha, la evidencia científica que vincula a la hipertensión y a la periodontitis está basada principalmente en estudios epidemiológicos. El mismo grupo de investigación está actualmente diseñando un ensayo clínico multicéntrico para evaluar los efectos del tratamiento periodontal sobre la hipertensión y, a su vez, obtener un entendimiento más detallado de los mecanismos moleculares a través de los cuales la periodontitis promueve el desarrollo de la hipertensión.

La evidencia científica actual apunta a que la inflamación sistémica de grado bajo promueve la disfunción endotelial y el estrés oxidativo, mecanismos implicados en el desarrollo de la hipertensión. Por su parte, la enfermedad periodontal, a su vez, está relacionada con la elevación de marcadores de inflamación sistémica. 

Este estudio recientemente publicado es un trabajo colaborativo, con muchos participantes que forman parte de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA)