Skip to content

El hábito del cepillado de dientes, secretos y tips para una boca saludable

No siempre hacer algo de forma rápida y mecánica significa que lo estemos haciendo bien. Por ello, si lo que buscamos es mejorar nuestro cepillado, quizá debamos comenzar a realizarlo de modo diferente. ¿Quieres saber cómo? Te explicamos todo lo que debes saber para un cepillado óptimo.

¿Cómo elegir correctamente nuestro cepillo de dientes?

De esta elección dependerá un cepillado de dientes acorde a las necesidades de nuestra boca. Para ello, es importante que el cepillo alcance todos los dientes y, a su vez, no lastime las encías. Ten en cuenta que si el espacio entre dientes no es mucho, es recomendable un cepillo de cerdas blandas, ya que poseen mayor flexibilidad. Algunos especialistas afirman que la eficacia de la limpieza se incrementa si usamos un cepillo electrónico. Si eres fanático de la tecnología aplicada a la higiene bucodental, consulta con tu odontólogo por esta opción. 

¿Cuándo cambiar de cepillo?

El momento exacto para cambiar el cepillo será cuando las cerdas comiencen a abrirse. Esto suele suceder cada tres meses, dependiendo del mayor o menor uso que le demos. Otro dato importante será guardar nuestro cepillo de modo vertical, sin cubrirlo y en un lugar seco, ya que un ambiente húmedo es más propenso para la formación de microorganismos. 

¿Qué pasta de dientes debo usar?

En lo posible, es recomendable usar alguna pasta que contenga flúor para prevenir la caries y reparar el esmalte dental. También es importante la cantidad de pasta de dientes que usemos, y en este punto, menos es más. Utilizar dentífrico en cantidades excesivas crea una capa que impide que la boca se lave correctamente. Por ello, lo recomendable es cubrir solo un tercio del cepillo con pasta. Otro dato no muy difundido es que pasar por agua el cepillo con pasta puede barrer ciertos componentes importantes como el flúor. Y para finalizar, un cepillado de dientes muy fuerte generará que las cerdas se doblen sin poder limpiar correctamente los espacios difíciles, lastimando así las encías, siendo indispensable cepillase de forma suave.

cepillado de dientes

También en el cepillado de dientes, la técnica hace al maestro

Un correcto cepillado debe durar al menos dos minutos, los movimientos deben ser suaves, en forma circular y extenderse hasta los dientes traseros, que suelen ser de difícil alcance. Una forma de controlarlo, es dividir la boca en cuatro y dedicarle al menos treinta segundo a cada área. Y no olvidar limpiar también la lengua y la parte interior de los cachetes si queremos tener una boca sana y fresca. Para esta tarea, podemos usar algún enjuague bucal o bien ciertos cepillos que poseen un dorso fabricado específicamente para eliminar bacterias de dichas zonas. 

¿Cómo limpiar mi cepillo? 

Se recomienda enjuagar el cepillo con agua después de usarlo y, de ser posible, con enjuague bucal antibacterias para prevenir la formación de microorganismos potencialmente dañinos. Por otro lado, no se recomienda poner más de un cepillo en un mismo recipiente para evitar la contaminación cruzada.

Cepillado con brackets

Como sabemos, las personas con brackets son más propensas a infecciones, ya que pueden acumular más resto de comida si no se cepillan correctamente. Si eres una de estas personas, te recomendamos consultar con tu odontólogo por un cepillo interproximal para mejorar el cepillado entre los brackets. Estos cepillos son más pequeños y poseen un cabezal cilíndrico, permitiendo así eliminar placa, bacterias y restos de comida de modo eficaz.

¿Con qué frecuencia debo lavarme?

Los especialistas recomiendan que el cepillado dental se haga luego de cada comida, al menos tres veces diarias. Siendo el más importante el cepillado nocturno debido a que la cantidad de saliva disminuye mientras dormimos, lo que ayuda a la formación de placa.

Como sugerencias finales, aconsejamos no compartir NUNCA el cepillo, visitar a nuestro odontólogo frecuentemente y realizar una limpieza dental profesional. Si has padecido alguna enfermedad, es aconsejable cambia el cepillo ya que al estar enfermos las bacterias en la boca se multiplican y estas bacterias pueden quedar en el cepillo. Recuerda que prevenir, es curar.

Pide Cita en Clínica Cairo Franch